Para proporcionar a tu cutis el cuidado extra que necesita debes dedicarle unos cuidados adicionales para que recupere toda su firmeza. Sigue leyendo y toma nota de esta sencilla cura exprés.

Para que tu piel luzca más bonita, y sobre todo, más tersa, es importante que readaptes los cuidados diarios de la piel:

  1. Exfolia a menudo: elimina las células muertas que tapan los poros y proporcionan un antiestético aspecto. Con una exfoliación semanal lograrás limpiar a fondo tu cutis y estimular la microcirculación.
  2. Limpia con suavidad: es importante que utilices desmaquillantes ligeros, como las aguas micelares, y tónicos sin alcohol. Si tu piel está irritada, sustituye el tónico por agua termal.
  3. Más luminosidad: aplica a diario algún producto rico en vitamina C. Sus beneficios para nuestro cutis son excelentes: atenúa las manchas oscuras, alisa las arrugas y estimula la formación de colágeno. La vitamina A, los antioxidantes y las algas también son unos potentes revitalizantes.
  4. Protege tu piel del sol y de la contaminación: utiliza cremas de día con filtros solares e ingredientes antirradicales, como la vitamina E. Te ayudará a  neutralizar los efectos dañinos de la polución.
  5. Hidrata en profundidad: es conveniente que una o dos veces a la semana te apliques una mascarilla hidratante por todo el rostro, cuello y escote. Déjala reposar durante 10 minutos. Notarás como tu piel recupera su suavidad y tersura.

Cuidados de noche.

Los sérums, por su alta concentración, consiguen proporcionar a nuestra piel grandes resultados en un tiempo récord. Puedes utilizarlos solos, pero es mejor que, en ese caso, los apliques antes de la crema de noche, ya que potencian su eficacia.

Bastan unas pocas gotas para cubrir las necesidades del rostro y el escote. Insiste en zonas más frágiles, como el contorno de ojos y la boca. Utiliza tu sérum habitual al menos, durante un mes seguido. Comprobarás sus potentes resultados: tu piel estará más lisa y jugosa gracias a la reactivación de las funciones de la piel.

Te recomendamos que duermas, al menos 7 horas. La falta de sueño y el estrés diario restan tersura a tu rostro.

Anuncios