Cuando tienes problemas con tu pareja los consejos te llegan de todos lados. Habla con él, pasen más tiempo juntos, hagan un viaje… todo esto y más te recomendarán tus amistades, familiares y, ¡hasta nosotras mismas! Conscientes de que en ocasiones lo tradicional no funciona, y si tú tienes una de esas relaciones poco convencionales te tenemos algunos tips para superar problemas.

 1. Dormir en camas separadas

Cuando las parejas comienzan a dormir en cuartos separados usualmente es señal de que algo anda mal, pero si tu marido ronca como trailero y tú pateas como karateca compartir una cama puede crear problemas de sueño.

Dormir mal o pocas horas puede ponerte de mal humor y hacerte menos tolerante con las demás personas (en especial con tu pareja). Si para ti es imposible conciliar el sueño en el mismo colchón que él, ésta puede ser una excelente opción.

2. Planear el sexo

Mucha gente te lo dice, el sexo debe ser espontáneo. Pero si ambos trabajan tienen 3 hijos y encima quieren ver a sus amigos a veces es necesario escribir ese tiempo especial en el calendario. El hecho de que sea planeado no quiere decir que deba ser rutinario, piensen no sólo en la fecha, sino en la actividad distinta que incluirán en su noche para meterle sabor al sexo.

3. Habla menos

Si parte de tu rutina diaria consiste en hablar con él a media mañana, durante tu hora de comida y camino a la casa pero poco a poco las conversaciones se han vuelto más silenciosas tal vez sea hora de guardar las conversaciones para la hora de la cena.

En lugar de gastar tu tiempo de convivir con otras personas al teléfono con tu pareja, cenen juntos con la televisión apagada y platíquense esas cosas que hicieron mientras no hablaban por teléfono.

 4. Pleitos en el desayuno

Las mujeres estamos diseñadas para hablar cuando estamos enojadas, pero los hombres tienden a huir de los conflictos. Eso que hacemos las chicas de no dejar que se termine un argumento hasta que obtenemos una respuesta satisfactoria puede orillarlos a decir cosas que no quieren decir sólo para ponerle fin al pleito.

Si ves que empieza a poner ojos de venado lampareado y va apuntando sus pies hacia la puerta, váyanse a dormir. Hay algunas discusiones que sí es mejor tenerlas por la mañana.

 5. Sexo imperfecto

A pesar de lo que te han dicho siempre en las revistas para mujeres, no necesitas estar perfectamente depilada y traer la ropa interior más incómoda para que el sexo sea sexy. Hazle saber a tu pareja que estás dispuesta a tener sexo cualquier día de la semana, te podemos casi garantizar que a él no le importa si te brincaste un paso en tu rutina de belleza.

Esto no quiere decir que te estemos dando permiso de convertirte en mujer lobo, siempre es bueno hacer un esfuerzo por estar lista para él, pero es importante que sepas que la ropa interior de encaje y la piel de bebé funcionan más para que tú te sientas sexy que para despertar deseo en él. Es tu pareja, te querrá de cualquier forma.

Anuncios