La hinchazón estomacal puede ser muy molesta, pero algunas sugerencias sencillas te ayudarán a mantener una barriga plana y mucho más saludable

Hay una condición que, casi de forma automática, nos hace sentir más hinchadas y pesadas: que nuestro abdomen esté inflamado. Si acudimos a la báscula incluso ella denunciará los gramos de más. Por eso, una genial forma de sentirnos más livianas y delgadas es manteniendo nuestro estómago libre de molestias.

Para evitar la inflamación estomacal es importante favorecer nuestra digestión para no sufrir de estreñimiento y molestias. Una buena forma de hacerlo es aumentando la actividad física: correr, caminar, nadar y en especial hacer abdominales te ayudará en la tarea de conseguir un abdomen más plano y saludable.

El pilates es también un ejercicio maravilloso para cumplir el propósito de otorgarte un vientre más plano, pues trabaja de forma importante el abdomen y quienes lo practican notan una mejoría desde las primeras clases.

Y para favorecer la digestión todas sabemos lo necesario que es consumir fibra a diario. Alimentos como los cereales integrales, la avena, los vegetales verdes como la espinaca y el brócoli y las frutas como la manzana o la papaya son altos en fibra que te ayudarán a mejorar el tránsito intestinal y disminuir la inflamación estomacal.

Además, no debes dejar de tomar mucho líquido,  en especial agua, lo que no solo mejora la apariencia de nuestra piel sino que contribuye al correcto movimiento del intestino. Los probióticos también te ayudarán a ganar la batalla por el vientre plano, pues favorecen de forma importante la digestión. Un yogurt ligero después de una comida hará toda la diferencia mejorando tu salud estomacal y haciéndote sentir más ligera y aliviada.

Imagen: Ser Padres.

 

Anuncios