Cuando estamos desanimadas, melancólicas, abatidas o simplemente tristes, muchas de Nosotras recorremos a dos opciones (igualmente suicidas). Una es escuchar el repertorio musical más desolador que exista. Y la otra, una muy enigmática: con amigas o sin, coger una manta, sentarnos en el sofá, y ver una película romántica. ¿Por qué?

Una de las claves de las comedias románticas (en inglés también llamadas chick flicks) reside en que se suele buscar a un protagonista lejos de los ideales de la perfección (léase Bridget Jones, la teórica Bella Swan o la futura Anastasia Steele), con el que el público (mujeres reales) conseguimos sentirnos identificadas.

Esos personajes, además, viven historias de ensueño que a muchas también nos gustaría vivir, lo que nos cogemos a esa historia para eludir la realidad (una posible ruptura o simplemente un estado emocional insatisfactorio) aunque también a modo de anhelo personal.

Es decir, creamos un alto nivel de expectativas que luego, al no cumplirse en la mayoría de veces, provoca profundas decepciones. ¿Es eso es un verdadero problema? Pues, por desgracia para aquellas que nos gusten tanto este tipo de películas, una tesis doctoral acaba de confirmar que sí.

La bloguera estadounidense Chloe Angyal, autora de una tesis sobre chick flicks, insiste sobre todo en los valores que éstas transmiten: “Las comedias románticas siempre han reflejado los valores de su tiempo. Son y han sido siempre machistas. Pero en la última década el sexismo se ha vuelto patente y virulento.

Angyal hace referencia a La proposición [el película de 2009 con Sandra Bullock y Ryan Reynolds que arrasó], afirmando cómo “salta a la vista el desprecio por las mujeres que tienen poder y una carrera”. Según ella, “su mensaje está clarísimo: el feminismo es una mentira y nada te hará verdaderamente feliz, excepto el matrimonio y la maternidad“.

Angyal añade que quizás la peor idea que transmiten estas películas es “la idea de que la mujer sólo puede estructurar su vida alrededor del amor. Que su misión es buscar un hombre, cuidar a los hijos…”. ¿Las peores películas según la blogger? Sígueme el Rollo, Ex-Posados, Ojalá Fuera Cierto y las dos entregas de Sexo en Nueva York.
Con información de nosotras.com

Anuncios